Universidad Rafael Landívar  •  Vicerrectoría Académica  •  CEAT

Modelo Híbrido URL

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La Vicerrectoría Académica ha decidido llevar a cabo la implementación de un modelo híbrido que combina las mejores prácticas de la virtualidad y la presencialidad, y todos los elementos que se derivan de la utilización de ambas modalidades de enseñanza.

La pandemia originada por el covid-19 ha tenido un impacto en todas las instituciones educativas.  Mientras muchas de ellas se han adaptado a nuevas metodologías, enfoques pedagógicos y formas de enseñanza enriquecidas por el uso de las TIC y diversos recursos tecnológicos, otras apenas comienzan a reflexionar sobre un nuevo modelo educativo. 

Derivado de esto, diversos centros educativos están repensando el modelo educativo post-pandemia donde deberá existir un fuerte vínculo entre las buenas prácticas adquiridas en la virtualidad, con el estudiante como el centro del proceso de aprendizaje, fuerte uso de metodologías activas de aprendizaje y menor utilización de metodologías conductistas como la clase magistral, que deban permitir el logro de los objetivos de aprendizaje en la denominada «nueva normalidad». 

La Universidad Rafael Landívar, a través de la Vicerrectoría Académica ha puesto en marcha un plan que permite llevar a cabo un eventual retorno a los diferentes campus y sedes universitarios. Diversos actores del proceso educativo como estudiantes, docentes, autoridades facultativas y autoridades académicas superiores han coincidido en que el retorno progresivo al campus debe darse a medida que las condiciones sanitarias lo permitan, y siempre cuidando el bienestar de toda la comunidad educativa. 

Ante ello, se ha decidido llevar a cabo la implementación de un modelo híbrido que combina las mejores prácticas de la virtualidad y la presencialidad, y todos los elementos que se derivan de la utilización de ambas modalidades de enseñanza, de manera que la experiencia del estudiante en la «nueva normalidad» sea enriquecida, renovada y actualizada pedagógica y coyunturalmente.  Este modelo híbrido permitirá que el diseño de los cursos sea flexible, de manera que pueda utilizarse exitosamente en cualquier escenario futuro que se enfrente en la «nueva normalidad»: virtual, semi-presencial (mezclando presencialidad y virtualidad) o presencial. 

Existen diferentes elementos que forman parte del Modelo Híbrido desarrollado por la Vicerrectoría Académica de la Universidad Rafael Landívar, siendo estos:

1. Tipo de actividad

Síncrona:  actividad realizada en tiempo real por un profesor y todo el grupo de estudiantes reunidos en el mismo momento.    

Asíncrona:  actividad realizada en tiempos distintos o en diferido por un profesor; los estudiantes aprenden mediante actividades realizadas en forma individual o en grupo, utilizando enfoques como el autoaprendizaje o aprendizaje autónomo. 

2. Enfoque pedagógico: Aprendizaje Invertido

El aprendizaje invertido es un enfoque pedagógico que parte de la idea que la instrucción directa se realiza fuera del aula, y el tiempo presencial o síncrono se utiliza para llevar a cabo actividades de interacción que faciliten el aprendizaje significativo de los estudiantes, motivando su participación y fortaleciendo la funcionalidad de su aprendizaje. 

Este enfoque pedagógico combina tres momentos de enseñanza para el desarrollo de las competencias:  una fase previa (ANTES), una fase vivencial síncrona, virtual o presencial, (DURANTE) y una fase posterior (DESPUÉS).  Por consiguiente, se dice que el enfoque de aprendizaje invertido posee dos momentos asíncronos (antes y después) y un único momento síncrono (durante).

3. Diseño del programa: por competencias

Una competencia puede definirse como un conjunto de comportamientos y tipos de saberes (conceptual, procedimental, actitudinal) que debe alcanzar el estudiante satisfactoriamente en un programa académico. 

4. Autoeficacia y autorregulación

Los estudiantes deberán ser conscientes de los indicadores de logro de cada programa académico, para que los oriente y les permita alcanzar un rol activo en su aprendizaje. 

Modalidad Híbrida con enfoque de Aprendizaje Invertido

La Universidad Rafael Landívar utiliza un Modelo Híbrido con el enfoque pedagógico de Aprendizaje Invertido, preparando las sesiones de clase en función de tres momentos: 1. antes, 2. durante y 3. después de la sesión sincrónica.
Por ello, cada sesión de clase deberá poseer estos tres momentos. Gráficamente, se explicaría de esta manera: 

Orientaciones para el diseño de cursos

Sesiones de clase en Modalidad Híbrida dividida

Cursos de 4 créditos académicos:

  • La sección de un curso se divide en dos subsecciones (les denominaremos, «A» y «B»); la subsección «A» asiste el primer día de la semana a la sesión presencial a la universidad, mientras la otra subsección («B») se queda en casa realizando actividades de autoaprendizaje o autoestudio. No existe interacción síncrona entre ambas subsecciones.
  • Para el próximo día de clases en la semana, se invierten los papeles. La subsección («A») que asistió el primer día de la semana, se queda en casa realizando actividades de autoaprendizaje de forma virtual, mientras la otra subsección («B») asiste físicamente a las aulas universitarias.
  • En una semana, ambas subsecciones por separado realizan las mismas actividades, por lo que el docente repetirá la sesión presencial dos veces en la semana, tomando en consideración el cumplimiento del programa del curso.
  • En ambas subsecciones se mantiene un alto porcentaje de tiempo de aprendizaje autónomo a distancia, con uso intensivo de la plataforma Moodle.

Ver también: «Orientaciones de formación – Docencia Landivariana. Octubre, 2020»

Deja un comentario